CONCURSO FOTOGRÁFICO PARA EL CARTEL DE LA SEMANA SANTA DE ÚBEDA 2021

cartel 2021 concurso

MENSAJE DEL PRESIDENTE DE LA UNIÓN DE COFRADÍAS

CARTEL OFICIAL 2020

cartel semana santa 2020

PROGRAMA 3 IDIOMAS 2020

portada tres idiomas 2020

60 Aniversario

Semana Santa en Úbeda

BÚSQUEDA DE NOTICIAS

Úbeda en la JMJ

CUBIERTA_1

La hermandad sanmillanera anuncia que todo aquel ciudadano que quiera contribuir con la rehabilitación del inmueble, podrá hacerlo mediante la donación de una de las tejas que se han diseñado para la ocasión y cuyo coste será de 20 euros

Úbeda, 22 de Agosto de 2012

La Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y María Magdalena, (Sociedad Benéfica de Albañiles), a través de su Hermano Mayor, Francisco López Marín, hace pública la puesta en marcha de la denominada campaña: 'Salvemos el Torreón de San Millán'. Una iniciativa con la que se pretende rehabilitar la cubierta del inmueble mencionado y una muestra más del interés que tiene la cofradía de poner en valor el templo en el que residen sus imágenes procesionales.

En este sentido, el Hermano Mayor de la cofradía y arquitecto técnico de profesión ha advertido que, de momento, no existe ningún peligro estructural en el torreón, pero "sí puede derivar en un importante riesgo, ya que pueden precipitarse tejas a la vía pública dado el mal estado de las mismas y provocar así un accidente a cualquier viandante que pase por la zona, de hecho, existen precedentes en los que incluso han tenido que intervenir los bomberos", ha matizado.

OBJETIVOS DE LA CAMPAÑA

La cofradía pretende con esta campaña financiar el coste de las tejas que tendrán que reponerse en el tejado del torreón. Los ciudadanos que quieran aportar su granito de arena en esta iniciativa, podrán hacerlo mediante la donación de una o varias tejas.

Como curiosidad, destacar que cada teja llevará el nombre de la persona o familia que la entregue a la hermandad. Lo que pretende la cofradía con este detalle es preservar en la historia la generosidad de las personas que ayudaron en su momento a salvar a este dañado torreón.

En cuanto a las tejas, sólo habrá un modelo con unas dimensiones concretas, con el objetivo de preservar la unidad estética del edificio, mas encontrándose en una zona del casco histórico ubetense. Las mismas, de estilo árabe tradicional, han sido diseñadas y elaboradas por el joven alfarero y hermano de la cofradía Melchor Tito. Así mismo, se pretende que lleven una capa de esmalte vidriado, lo que darán más vistosidad y espectacularidad al inmueble una vez se reforme. Aunque este detalle está a la espera de que Patrimonio de el visto bueno.

Por otro lado, mencionar que la hermandad entregará un obsequio a las personas que participen en esta campaña. Se trata de una replica, a pequeña escala, de la teja que donará, sobre peana de madera y con una placa conmemorativa.

En este sentido, las personas que quieran contribuir en esta campaña podrán hacerlo poniéndose en contacto con algún miembro de la directiva de la cofradía, mediante Facebook , Tuenti, Pagina Web o acercándose a la sede, sita en la Avenida de Antonio Machado, número 5, los viernes por la tarde. (Se esta estudiando la posibilidad de realizar puntos de venta en tiendas, cafeterías, comercios... de confianza de la cofradía y colaboradores habituales)

CUBIERTA_2

DAÑOS QUE PRESENTA EL INMUEBLE

El Hermano Mayor de la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y María Magdalena ha explicado y detallado los daños que presenta la cubierta del torreón-campanario de San Millán. En primer lugar, ha señalado, la existencia de manchas producidas por la filtración de agua desde la propia cubierta. "Esta humedad aun no ha provocado el deterioro de vigas interiores, que conforman su estructura aunque posiblemente si existan algunas tablas puntualmente dañadas o podridas de las que forman el tablazón, el paso del tiempo y si no se actúa y repara la cubierta podrían provocar un colapso sobre la base del campanario", ha comentado Francisco López Marín.

Por otro lado, también ha afectado el indudable paso de los siglos, que unido a los deficientes materiales empleados en su construcción, han soportado las inclemencias meteorológicas como fuertes vientos, temporales y lluvias.

Así mismo, López Marín ha comentado que la pequeña ventana existente en el tejado del torreón, que sirve de huida y acceso a la cubierta, es "un foco de humedad", por lo que sería necesario eliminarla y realizar la cubierta completa a cuatro aguas, sin este punto conflictivo y con riesgo de dar problemas.

Otro agente que ha influido en el estado de deterioro en el que se encuentra la cubierta es el conjunto de palomas que habitan en el torreón. Estas aves anidan, pisan y revolotean en el tejado y en el interior del torreón, provocando el levantamiento y la descolocación de las tejas que forman el material de cubrición del campanario.

El Hermano Mayor ha continuado diciendo que a todo esto se añade la ausencia de impermeabilización, ya que en la época de su construcción no existía este tipo de soluciones constructivas, por lo que utilizando este tipo de material en la restauración, se garantizará estanqueidad completa frente a las lluvias.

En definitiva, las patologías encontradas son principalmente humedades provocadas por la ausencia de algunas tejas y el deterioro y por consiguiente el peligro de que la humedad pueda, con el paso del tiempo, afectar a los muros que forman el torreón.

LA REHABILITACIÓN

Como ha manifestado Francisco López Marín, lo que en primer lugar se tiene que llevar a cabo es el montaje de un andamio para poder acceder a la cubierta del torreón. Se pretende, además, aprovechar los mechinales existentes. Se colocarán vigas metálicas voladas en todo su perímetro y así disponer una plataforma de trabajo alrededor del torreón.

En cuanto a las vigas, se subirán con una grúa y se ayudará con operarios desde una cesta. La parte de trabajo para el montaje del andamio se realizará desde dentro del torreón, ya que los mechinales calan completamente los muros y están comunicados en sus cuatro caras. Una vez estén colocadas y aseguradas las vigas, se procederá a la medición y se realizará en taller unas plataformas, que posteriormente apoyarán sobre estas vigas, quedando, por lo tanto, la pasarela de forma segura y estable.

Así mismo, se realizarán dos niveles de plataforma, una de maniobra a un nivel inferior por debajo del hueco-ventana de la campana principal del torreón y que quedará volada sobre la calle San Millán y la pasarela perimetral para acceso y trabajo en la cubierta.

Una vez hecho esto, ha continuado diciendo Francisco López, el siguiente paso es desmontar la teja en su totalidad. Posteriormente, se limpiará el entablado de madera de cascotes, ripios y restos de morteros. Cuando éste esté limpio, se realizará una revisión ocular para detectar, si lo hubiera, alguna tabla en mal estado, procediendo si fuera necesario a su reparación.

Cuando se encuentre el entablado saneado y limpio, se aplicará una capa de mortero, para regularizar la superficie, proteger el entablado y dar "cuerpo" al tablero, puesto que servirá como una capa de compresión dejando el tablero reforzado.

A continuación, sobre la nueva capa de mortero, se aplicará una lámina impermeabilizante tipo 'TYVECK', caracterizada por ser además de impermeable, transpirable. Con este material se garantizará que si hipotéticamente se rompiera alguna teja, el agua no pueda dañar el tablero e irrumpir en el interior del torreón, evitando así goteras y garantizando con esto la ausencia de agua en la cubierta.

Finalmente, se colocará el material de cubrición, es decir, las tejas de estilo árabe tradicional, elaboradas por Melchor Tito.

En cuanto a la financiación de la rehabilitación, primeramente, alentado por el antiguo párroco Juan Martínez Villar y por ser el inmueble propiedad de la Iglesia, la misma correría con los gastos de los materiales, aunque a día de hoy la realidad es otra distintas, pues la Parroquia no puede aportar nada a la rehabilitación, aunque se volcara y ayudara a difundir la campaña lanzada por la Cofradía. Por su parte, la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y María Magdalena, Sociedad Benéfica de Albañiles, se había comprometido como viene siendo tradicional en todas las actuaciones que se han realizado en el templo, haciendo honor a sus orígenes contribuiría con la mano de obra, puesto que serian algunos de los propios cofrades que pertenecen al gremio los que desinteresadamente llevarían a cabo las obras de restauración, debido al reciente cambio de planes se embarcara y luchara por que la rehabilitación del torreón sea por su parte íntegramente.